Y se rompe el hielo

Costa Rica 2004. España 2014. Panamá 2015. México 2017. Todos estos lugares han sido escenario de algo que me resulta sumamente interesante: ese primer encuentro  con gente que no conoces, que la ves por primera vez y que son de diferentes países.

Llegamos, nos miramos, nos sonreímos de forma leve o abierta dependiendo de donde se proviene, nadie en principio habla y cuando se hace es con la gran pregunta: ¿De dónde eres? Luego que le oyes dices, sí, claro que viene de Argentina, o de Chile, o de Francia, o de EE. UU. y es que aflora el acento o el “cantaíto” como decimos en Dominicana.

Y digo que para mi es interesante porque pasado cierto tiempo, días si acaso, ya se pierde esa vergüenza, ese respeto humano de cuando uno no se conoce, y llega la camaradería, la risa cómplice y la intimidad. Ya nos llamamos por nuestros nombres y hasta nos ponemos apodos, salimos a bailar o a tomar unas cervezas, quedamos para viajar juntos/as, o mejor aún, surge la invitación para visitarnos en nuestros respectivos países y así conocer nuestras tierras  y nuestra gente.

Esta transición me gusta mucho, ¿qué digo? ¡ME ENCANTA! Porque de no conocernos pasamos a ser una gran familia que se divierte y planea junta. Específicamente de estos viajes y vivencias tengo unas amistades que han desafiado el tiempo, la distancia, los años y hoy por hoy nos hablamos, nos prometemos, y nos vemos cada vez que la vida y Dios nos lo permite.

También por esto vale la pena viajar!

@Viajera Segura/@párateahítours

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s