“A por un café”

Soy amante del café, todo el que me conoce lo sabe. Es por eso que no importa donde viva, esté o viaje siempre voy “a por un café”.

Si es en mi casa o en casa de amistades siempre lo voy a preferir negro… -y con mucha azúcar, por favor.

Si me invitan o invito a un establecimiento prefiero el Cappuccino, el Café expreso es muy pequeño, negro y amargo para mi gusto, pero la realidad es  que si es el que hay, me lo bebo sin chistar.

¿De qué café no soy fan? Del Mocaccino. Amo el café, amo el chocolate, pero no juntos, mi paladar ha de saborerarlos y disfrutarlos por separado.

Pero hay un café – ¡oh Dios qué café….!- ese que en los veranos intensos que hace en algunas ciudades,  es un bálsamo refrescante al cuerpo y al alma, ese café es el Frappé o Frappuccino.  Juro que ese tipo de café me ha salvado viajes (qué exagerada soy, ¿no?). Esa combinación de café, un poco de leche, crema y hielo no tiene parangón, aunque sí tenga un precio elevado para mi gusto, en Madrid  supe pagar casi  5.00 euros por uno de estos.

La verdad es que me disfruto el café como sea y donde sea, es por eso que una de las invitaciones que más aprecio es cuando, ya sea saliendo de estudiar, de un trabajo o de una actividad alguien me dice: -¿Vamos por un café?.

@Viajera Segura/@párateahítoursIMG_8434

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s