Jarabacoa, donde duerme Dios

IMG_20151213_133255Pienso en Jarabacoa y sonrío. Se trata de un destino en donde todos mis recuerdos son agradables. Es que definitivamente es una porción de paraíso. Su brisa fresca, sus ríos, arroyos, sus kilómetros de verdor, ubicados a más de 500 metros sobre el nivel del mar, realmente dan fe de que sus ciudadanos podrían tener razón y ser ésta la ciudad donde Dios duerme.

Ubicada en la provincia La Vega, Jarabacoa conjuga todo el aire de un pueblo, con casi todos los guiños de ciudad que se necesitan para disfrutar al máximo la estadía, sin brecha para el aburrimiento.  Si te quedas en el centro, tienes bares, cafés y restaurantes con muy buen ambiente y excelentes precios. Uno de los más recomendados es El Punto del Arte, una galería que también es bar-restaurant y los viernes incluye karaoke.

Si optas por la zona más escarpada del municipio, podrás tener acceso desde allí al Pico Duarte,  la elevación montañosa más alta del Caribe (un poco más de 3,000 metros sobre el nivel del mar); al espectáculo que es ver el valle de La Vega desde allá arriba o disfrutar de las friísimas aguas del Salto de Jimenoa, el Río Baigüate, el Yaque del Norte y otros arroyos y manantiales. La temperatura promedio en Jarabacoa es de 22 grados celcius durante todo el año, pero en estas zonas más altas, puede llegar hasta los cinco grados durante las noches.

cropped-img_9140.jpgOtro atractivo son los deportes extremos de los que se puede disfrutar en este municipio, que van desde cabalgatas entre los campos y riachuelos, al montañismo, mountain bike y motocross hasta el rafting, zipline y el bungee jumping. El Rancho Baigüate tiene una excelente oferta de excursiones para estos fines. Además cuentan con alojamiento y un hermoso mariposario.

Si tu opción es por una estadía más calmada, sintiendo el agradable clima de la montaña y en contacto más cercano con la naturaleza, puedes subir a la Jamaca de Dios o al Vista del Valle Mountain Village, entre otros alojamientos que puedes compartir con amigos y familiares. Si lo que buscas es un reencuentro con la naturaleza, con el Creador o contigo, allí está el Monasterio Santa María del Evangelio, de los monjes cistercienses, un lugar que transmite absoluta paz y donde puedes hacer retiros de relajación y hasta de silencio.

Definitivamente, Jarabacoa sólo me trae buenos recuerdos.

Naivi Frías/@párateahítours

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s